Hija que cuelga del deseo

Sara Castelar Lorca

El animal sonoro que se mueve y respira en la escritura de Sara Castelar es un mamífero doliente. Se contonea, ensaya la voz, abandona el nombre propio. Luego imagina: Que hay un cuerpo encerrado. Que está encendido. Que no hay impedimentos, que no hay errores. Así va y recupera un éxtasis. Lo que debajo del cielo está temblando es otro cuerpo y también lo escribe. Read more about Hija que cuelga del deseo

%d bloggers like this: