Tres poemas de Daniel Téllez

  Calumnia, que algo queda   Alegóricamente su familia fausta. Usted sintonizaba los periódicos embarazosos toscos. Sisaba protagonismo a las radionovelas crepusculares. Plantó su trípode y trepó santiamenes a los matojos de su apotegma. Estaba al cabo de la calle  en que verdeaban los entes más boyantes. ¿Qué fijaba el futuro? ¿La epifanía facturaría limosnas? El linaje fue el impar […]