Las ofrendas del templo

07/15/2016 Daniel Medina Rosado 0

Tuve la fortuna de encontrar la poesía de José Díaz Bolio (1906-1998) antes que cualquier otra poesía mexicana. En un ejemplar diminuto y con una edición bastante discreta, pude conocerlo de la mejor forma: como poeta. Y es que gracias al irremediable pasar del tiempo se perdió toda posibilidad de entablar diálogos directos con la persona detrás de los poemas

Mirándola dormir

Mirándola dormir He leído en tu oreja que la recta no existe Gilberto Owen   Como esta voz, mi lengua busca el laberinto de tu oreja y yo te escribo y sé  muy bien que hay algo —hay un  lugar— más bello que tu vientre aunque jamás lo he visto.