POEMAS DE MARISA MARTÍNEZ PÉRSICO

 

Presentamos a continuación una selección de la poeta argentina Marisa Martínez Pérsico(Buenos Aires, 1978), quién es actualmente una de las voces más representativas de su país.

 

 

ARTERIA SECUNDARIA

 

Esta ciudad me mira con tus ojos

LGM

 

Cada ciudad me mira con los ojos de otra

con quien pudiste pasear por una calle,

suspirar al unísono en un parque público,

arrojar idéntico pan a las ardillas.

 

Cada ciudad tiene una avenida que eludo,

la vedette de los mapas,

la infalible en los círculos turísticos.

Una que la vio latir,

paseante,

a tu costado,

comprar trajes en tiendas previsibles,

tomar fotos

a obeliscos de inventario.

 

Yo,

entonces,

me sumerjo en invisibles callejuelas,

pasadizos tocados por el alba que se filtra a escondidas,

con macetas que hospedan arañas sigilosas.

 

Y danzo como una bailarina en su escenario

para un espectador en prima fila.

 

Quizás mi vida a tu lado sea eso:

un paseo distinto

por una ciudad que aún recuerdas.

 

 

 

TAN LEJOS DE NOSOTRAS

Las manos de mi hermana
ya tuvieron dos hijos.
Todavía juegan con las mías,
en fotos, porque están
a kilómetros de casa.

Sus manos nacieron jardineras
para ordenar
el blanco y el azul,

el rojo y el celeste.
Contará una jauría de cruces cada noche,
una vida sonora y transparente.

Nuestro patio

amaneció cargado de retamas
donde ayer le dibujé
una casa gris de tejas rojas en el margen
de un río. Mis primeras letras
mis últimas palabras.

A veces,

antes de dormir,

en la penumbra,
imagino que aún está, tendida
en la otra cama. Que de pronto
sonará el despertador
y mientras ella lo apaga
abrazaré mi conejo
sin apuro
niña náufraga
en la isla sin tiempo de la infancia.

Ahora se despierta a kilómetros de acá,
quién sabe qué paisaje
vestirá su ojos negros,

su sonrisa apacible.

Ella y yo,
tan lejos de nosotras,
que nos unen la ruta y un verano.

 

 

 

 

 

Casa hipocresía

 

No me importa

que rompas el peldaño que te vuelve

que quieras

que te escondan.

 

Me interesa

no sepas dominar esta importancia

ni con dos de tus manos

ni con todas las flores

de tu nombre.

 

 

 

 

Poética ambulante

 

Volver,

siempre venir de alguna parte.

Invocar el ritual

de la mudanza.

 

 

 

 

Donde haya todavía (II)

 

Qué poco tardan dos manos

en borrar una vida,

en limpiar la presencia

con un trapo mojado:

los fluidos,

las huellas,

los olores,

las sábanas que amaron

las curvas de sus dueños,

los vínculos rotos

de amistades antiguas.

 

Qué fácil desmontar

el equipaje de una vida

pero cuánto dura armar

los baúles para el viaje:

decisiones,

palabras,

el insomnio.

 

Cuánta tinta tendida en los papeles

para que dos manos extrañas

teoricen un boceto precario

de la ausencia

y decidan qué hacer

con la mudanza.

 

 

 

 

RECONQUISTA DEL PASADO

 

Este prado del norte

es el bosque de ovejas

de mi infancia en el sur.

 

Me lleva siempre a México

un único aeropuerto,

en un vuelo de Avianca.

 

El vértice izquierdo

de cualquier dormitorio

vio a mi padre morir.

 

Caminábamos

vestidos de uniforme,

bajo un sol sin sorpresas.

 

En un rincón del sueño

nos dijimos adiós.

 

Desde allí, cada sendero

es del color de las losas

que pisamos dormidos.

 

Quise posar mi oreja en tu costado

por saber si latía,

remiso,

un corazón.

Desperté antes de tiempo.

 

Los buques

en que hemos naufragado

van tocando mojones de memoria

al fondear otros puertos peregrinos.

 

Pero estas calles etruscas

no consienten piratas del asfalto.

Sin tu nombre, mis ojos

desmenuzan

un orbe de jazmines.

 

La atmósfera respira

de hoja en blanco.

 

El mundo vuelve a ser

una promesa.

 

 

 

 

SOBRE LA AUTORA:

Marisa Martínez Pérsico (Buenos Aires, 1978) vive desde 2010 en Italia y ha publicado los poemarios Las voces de las hojas (1998, Ediciones Baobab Buenos Aires, Primer premio nacional de poesía “Río de la Plata II” auspiciado por la Secretaría de Cultura de la Nación), Poética ambulante (2003, seleccionado en el certamen Arte Joven de la Provincia de Buenos Aires, publicado en volumen antológico por la Subsecretaría de Cultura del Gobierno de la Provincia), Los pliegos obtusos (2004, seleccionado en el certamen Arte Joven de la Provincia de Buenos Aires, publicado en volumen antológico por la Subsecretaría de Cultura del Gobierno de la Provincia), La única puerta era la tuya (2015, Editorial Verbum, Madrid, finalista del II Certamen Pilar Fernández Labrador, Salamanca). Tiene un poemario inédito, El cielo entre paréntesis, y una novela inédita, Las manos en la madre. Ha publicado poemas en las revistas Círculo de poesíaAnalecta Literaria, ExcéntricaCintilações da sombra (en portugués), entre otras. Ha sido invitada a festivales de América y Europa: Encuentro de Poetas Venezolanos de la Universidad de Salamanca (2009), Festival Internacional de Poesía en la Universidad Complutense de Madrid (2015), XVIII y XIX Encuentro de Poetas Iberoamericanos en Salamanca (2015 y 2016), World International Poetry en Ahmedabad India (enero 2017), FIP XIV Edición del Festival Internacional de Granada (mayo 2017), X Edición del Festival Las líneas de tu mano Bogotá (septiembre de 2017). Es licenciada en Letras por la Universidad de Buenos Aires y Doctora en Literatura Española e Hispanoamericana por la Universidad de Salamanca. Se desempeña como docente universitaria en Italia desde 2011. Ha recibido el premio San Agustín de la Universidad de Salamanca (2009), el premio Rodolfo Puigross de ensayo sobre pensadores nacionales (2004) conferido por la Universidad de Lanús y el primer premio especial de la UNESCO en homenaje al centenario de la caída en batalla de José Martí por el ensayo literario “El apóstol de la llave dorada” (1995), que implicó una estancia cultural en Cuba. Desde 2013 es colaboradora ocasional del periódico La Nación y desde 2014 dirige Cuadernos del hipogrifo. Revista de literatura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*