Entrevista a Manuel Iris

En una época en la que la poesía se aleja cada vez más de los conceptos tradicionales y explora entre lo grotesco y lo fácil, se distingue fácilmente la silueta, siempre en guayabera, de Manuel Iris, un poeta que mantiene la estética de palabra e imagen y, a través de ellas, inunda a su lector de emociones. En su reciente visita a Mérida, Marcapiel tuvo la fortuna de poder platicar con él, lo cual presentamos a continuación:

MPL- Primero que nada queremos felicitarte por tu reciente visita a Europa para leer poesía, cuéntanos algo de esa experiencia, ¿Cómo se da esto?

 MIrepublica_checa_praga_rio_danubioHa sido todo una consecución de bellas sorpresas. Cada una de las lecturas ha sido distinta en su organización y público. La de Praga fue organizada por el Centro Cultural Latino de Praga, al cual asistió público hispanohablante y algunas otras personas para las cuales hice mis comentarios en inglés. La embajada mexicana en la republica Checa ayudó en la difusión del evento e, incluso, por no poder asistir, el embajador mexicano, Pablo Macedo, nos invitó a la embajada a visitarlo. La visita a Praga estuvo llena de atenciones.

En Cracovia castillo-cracoviatodo fue organizado por la poeta, traductora y profesora polaca Marta Eloy Chichocka, quien igualmente invitó a participar a varios poetas polacos reconocidos, de diversas edades. Pude escuchar la versión polaca de mis poemas, y conocer a las traductoras de los mismos. La oportunidad de compartir con poetas ya formados, pero de un contexto enteramente distinto, como lo son Michael Sobol o Joanna Oparek, por decir algunos nombres, ha sido invaluable. Cracovia fue de mucho aprendizaje, y es una ciudad sorprendentemente hermosa.

Por su parte, Viena me dio la oportunidad de reencontrarme con un viejo y querido amigo, el guitarrista Francisco Méndez, que ahora es maestro en el conservatorio de esa ciudad. Paco y yo estudiamos juntos la secundaria y somos parte de un muy cercano grupo de amigos incondicionales. Las lecturas con Paco fueron muy distintas, puesto que él improvisaba en la guitarra mientras yo leía los poemas en español. Algo inesperado sucedió: el público vienés se quedaba colgado del sonido de la guitarra, y de las palabras que no entendía. Nunca he sentido tanto silencio, tanta atención en una lectura. Luego la gente de verdad aplaudía y pedía más poemas. Ha sido una cosa muy especial y muy bella esa experiencia. Las lecturas en Viena fueron más un performance de sonido y música. Por supuesto, antes de leer comenté los poemas en inglés. Afortunadamente, algunas personas hablaban español.

ayuntamiento-viena-mercado-navidad

Sin embargo, no ha sido en Viena la primera vez que relaciono música y poesía. Mi último libro tiene indicaciones musicales y en algunas presentaciones del mismo en Yucatán y Campeche mi primo pianista, Alejandro Iris, ha participado conmigo tocando música de Arvo Pärt.

Pero bueno, quiero terminar esta respuesta diciendo que esas lecturas han causado un impacto grande en mí, y que estoy muy agradecido con toda esta gente y con la poesía misma por todas estas historias que ahora llevo conmigo.

 

MPL- ¿Cómo es para un poeta mexicano radicado en EEUU, arribar a una ciudad tradicionalmente tan identificada con las artes como Viena? ¿ alguna vez pensaste llegar a esas latitudes, tan distantes de tu natal Campeche, llevando tu poesía?

 

MI : Como dije en la respuesta anterior, todo es una bella y continua sorpresa. En realidad puedo iniciar desde antes y decirte que nunca esperé, al menos nunca estuvo en mis planes, estudiar ni mucho menos radicar definitivamente en Estados Unidos, y de eso ya van diez años. Nunca imaginé que la casi totalidad de lo que he publicado y quizá de lo que llegue a publicar, iba a ser escrito fuera de México. No imaginaba tampoco las antologías de Venezuela ni del El Salvador (de esta última, hoy me han dado la noticia de que ha salido de imprenta), ni de muchas otras cosas. En fin: estar en Viena ha sido una sorpresa, pero la poesía es un campo de cosas inesperadas, buenas y malas. De ambas se aprende mucho.

 

 

MPL.- Cuéntanos un poco de esa antología en El Salvador, en estos tiempos tan difíciles para la poesía, tú estás de un lado para otro, publicando, visitando, creando.

frente al misterio

MI: Frente al misterio reúne textos de Cuaderno de los sueños y de Los disfraces del fuego, y ha sido publicada por Ediciones La Fragua, editorial dirigida por el igualmente poeta Mauricio Vallejo Márquez. Como dices, se publica en Centroamérica con mucho trabajo, a contracorriente. Por eso valoro tanto esta publicación: es el resultado de un esfuerzo enorme y es igualmente una apuesta por un poeta que apenas inicia su carrera poética, como lo soy.

Una cosa me parece interesante, casi inexplicable de las dos antologías que salieron este año. Te platico: ambas editoriales (las Ediciones del Movimiento Poético de Maracaibo, en Venezuela; y Ediciones La Fragua, en El Salvador) han apostado por un autor que no tiene textos abiertamente políticos, a pesar de que la situación política de ambos editores, en sus países, es compleja. Todos conocemos la dictadura de facto que ahora hay en Venezuela, y vale la pena decir que el padre de Mauricio Vallejo Márquez, mi editor en El Salvador, fue igualmente poeta y fue asesinado por la guerrilla cuando mi amigo era apenas un niño.  Una de las labores de Vallejo Márquez es el rescate de la memoria literaria de su padre.

Por todo ello me sorprende que ambos poetas hayan decidido publicarme a mí, que no hablo de política abiertamente, o cuando menos no en esos poemas. Lo agradezco, y admiro que sean editores plurales y abiertos que acepten (esto lo he dicho antes) que la belleza es igualmente una forma de resistencia

MPL- Concuerdo contigo y por eso hago hincapié en esos logros y los tiempos difíciles para la poesía  pero dime tú ¿Cómo son los tiempos ahora para la poesía? Porque no es lo mismo verlo todo desde aquí, desde Mérida, nosotros como lectores que ser el creador y enfrentar todo el entorno que esto conlleva.

MI: La poesía es una forma de resistencia no solamente en lo intelectual, sino en lo espiritual, y hace falta en todos lados. Lo digo en serio: creo que la poesía es necesaria para crear espacios de lentitud y silencio interior, en una época de ruido y comunicación que, de tan rápida, se pierde en su misma velocidad. Estos tiempos, y todos los tiempos, son tiempos de poesía.

He visitado países que han vivido regímenes políticos terribles, y en ellos la poesía nunca dejó de hacerse ni de necesitarse. He estado en países que no han tenido esos problemas, que han sido siempre ricos, y allí también hay poetas y los seguirá habiendo. Los tiempos de la poesía son los del hombre, porque la poesía no es solamente un acto de lenguaje, sino que es —mucho más importantemente— una exploración de la naturaleza humana y su relación con el universo y con la transcendencia, a través del lenguaje. El poema utiliza la palabra para ir más allá de la palabra, del mismo modo en que la danza usa el cuerpo para decir algo más allá del cuerpo: se trata de usar el medio para excederlo, para desbordarlo. Lo mismo pasa con la historia y con el tiempo, cuando entran al poema: salen de sí mismos.

Estos son tiempos para la poesía.

frente al misterio2

MPL- es alentador oírte hablar  así, pero la pregunta obligada es ¿Qué hace a Manuel Iris creer en la poesía, por qué y para qué hacer poesía? Y lo más importante ¿Por qué y para qué escribe Manuel Iris?

 

MI: Debo advertirte: esta respuesta tendrá ecos con la anterior.

Creo en la poesía porque tengo pruebas de que su calma, su verdad y su misterio, existen. Creo en ella porque la uso, o me usa, para comunicarme con los otros, conmigo mismo y con la trascendencia. Creo en ella porque la he visto actuar en más de una persona.iris

Para mí, la poesía es al mismo tiempo un leguaje, una traducción y un modo de epifanía. También es, y lo repiten mucho en la academia, una exploración del lenguaje y del modo en que nos relacionamos con él.

Siendo breve, yo creo en la poesía porque creo en la música, en la belleza.

Sobre lo otro: hago poesía para contestarle a la realidad, para saldar cuentas. Igual escribo poesía para dar testimonio de que he existido y, frente a la muerte de lo que amo, escribo poesía para perpetuarlo. También es verdad que hago poesía porque amo hacer poesía, porque es mi modo favorito de la libertad, porque escribiendo soy feliz.

Todo mundo escribe por distintos motivos.

MPL-Ahora mismo Manuel ¿tú cómo te sientes?, ¿Qué nueva búsqueda viene para ti ahora? Decimos esto porque a través del tiempo no es el mismo Manuel Iris que escribe Cuaderno de los sueños al que recientemente nos entregó Los disfraces del fuego, desde luego tu vida en sus diversos ámbitos ha ido cambiando ¿Cómo influye todo esto en tu obra?

 

cuaderno de los suenosMI: Me siento tranquilo. Ahora mismo sigo escribiendo un libro en el que exploro algunas cosas anunciadas en Los disfraces del fuego. No tengo idea de si voy a terminarlo pronto, ni tampoco sé que pasara después, cuáles serán los temas de mi escritura. Pero no me inquieta: uno escribe lo que necesita escribir y no tengo idea de qué voy a necesitar en el futuro.   Estoy seguro, eso sí, de que la poesia llegará.

Es verdad lo que dices: mi vida ha cambiado y eso tiene consecuencias creativas. Soy un hombre mucho más doméstico, con una rutina vital más clara y estable, y por ello puedo destinar tiempo de un modo más consistente a leer y escribir. De todos modos, no escribo mucho. Escribo acaso más concentradamente. Escribo mucho sin la pluma y sin el teclado: pienso dando vueltas, hablando en voz alta, largas horas. Siempre lo he hecho, pero mi neurosis creativa ya no anda buscando tiempos para aparecer: yo se los procuro. Espero que esto afecte favorablemente a los poemas.

Ya veremos.

 

 

Y dejamos a Manuel con su constante búsqueda de la belleza de la palabra y la imagen, ahí, al otro lado de la frontera, Manuel Iris, Cincinnati y la nieve resguardan la trascendencia del poeta.

Marcapiel le da las gracias y espera tenerlo pronto por aquí, en esta Mérida, tan distinta pero donde siempre ha sido bienvenido.

administrador Marcapiel

Creemos en las artes como un medio de expresión plural y responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: