Desde España: 2 poemas

La hija

 

Na-llam come el cuerpo de la madre que se cierra al cielo Na-llam mira  las hormigas que reclaman el alimento recibido Na-llam galopa río arriba río abajo Na-llam se acurruca en un nido donde las sombras caen de noche Na-llam repite el movimiento de la sangre para que el hijo recuerde cómo era la danza entre los chopos Na-llam come el cuerpo del hijo que se cierra río arriba río abajo Na-llam imagina el aullido de la madre que se quema en el vientre de la paloma Na-llam imagina la boca de la hija quemarse en el vientre del hijo.

La danza:

madre / desteñías los ojos de la serpiente / Cuando el águila / abandonaba / el alimento crudo / no el nido / ni la caída / En el cuello / sólo se podían apreciar / el parásito y la nieve infectada / Por qué / madre / quisiste comer del pan / que dejaron tus hijas / cuando yo ya no era luna de otoño / cuando / el recipiente era del color de nuestras encías / Había soñado con tocar el cielo / que ardía en tu garganta / madre / sólo en tu garganta / porque sabías que las lombrices iban a ser clavadas en la tierra / Sabías también / el sacrificio de las mariposas / porque ya estaban heladas / cuando tú llegaste / aquí / Nosotras estábamos aprendiendo a bailar / aprendiendo a pisar el suelo con lejía / a distinguir la escama de nuestros huesos / Tú conocías bien la pieza / el ritmo / las caderas se nos abultaban de aire / de azahar /  los bosques acunaban la ceniza / mientras los vientres de los gatos se apilaban uno a uno  / sobre la tierra que no era empapada con leche.

Acerca del Autor:

Patricia Úbeda

(1993, Almería).

Estudiante de Doctorado en Teoría de la literatura y literatura comparada en la Universidad de Almería. Graduada en Filología Hispánica. Titulada en el Máster de Estudios literarios y teatrales en la Universidad de Granada. He conseguido el I Premio Valparaíso de Poesía con el libro de poemas La casa de las luciérnagas ex aequo con Andrea Valbuena. Mis poemas han aparecido en varios fanzines y en varias plataformas digitales como en Digo.palabra.txt y en Tenían veinte años y estaban locos. Mis poemas han sido traducidos al portugués.

Sobre administrador Marcapiel 34 Artículos
Creemos en las artes como un medio de expresión plural y responsable.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*