Presentamos una entrevista de nuestro editor el poeta  Samir Delgado al poeta mexicano Jesús de la Garza (Montemorelos, México,1994.) quien recientemente ha obtenido el premio internacional de poesía Gonzalo Rojas Pizarro 2017.

 

-La figura de Andy Warhol ha sido el eje temático del poemario “Plástico terciopelo” galardonado recientemente en Chile ¿cómo afrontas el paradigma del pop art y la sombra descomunal del artista de Pittsburgh en tus poemas?

Escribir Plástico terciopelo fue, en ese aspecto, un desafío. Tuve que procesar concienzudamente y hacer propios los referentes del Pop Art americano, llegué incluso a hacer ejercicios de corte actoral para comprender mejor la figura de Warhol y sus intenciones, sus motivaciones… Hice algunas fotos, videos, cuadros.

Creo que al final Plástico terciopelo, más que ser un conjunto de textos temáticos, es un comentario a la obra de Warhol y una protesta contra la idea de “originalidad”, reflexión que abordó en su momento el pintor.

-La relación entre la creación poética y el arte ha sido una constante histórica de enorme trayectoria desde los griegos con la écfrasis a poetas mayores contemporáneos como Rafael Alberti o William Carlos Williams, ¿cómo asumes esta tradición literaria que en México ha tenido otros jóvenes cultivadores como por ejemplo Saúl Ordóñez, con su poemario “Museo abierto”?

Siempre es difícil asumirse como el latest product de una tradición, aún no lo termino de digerir. Hablando de museos, hace unos meses fue una exposición retrospectiva sobre Warhol en el Jumex, a la cual no asistí por pura desidia. Quizá este poemario es una forma de imaginar una exposición que no conocí, aunque era un proyecto que venía trabajando desde hace más de un año. En todo caso, el poemario sería mi selección de piezas para esa exposición hipotética.

En este libro en particular, siento una deuda fuerte con la poesía Gertrude Stein por la forma de articular el ritmo.

 

-El Centro de Escritores de Nuevo León donde participas como becario tiene una estela de más de treinta generaciones ¿qué proyectos desempeñas en este importante referente cultural de Monterrey y cómo vislumbras el panorama literario en el norte de México?

Trabajo en la escritura de un libro de género híbrido, (una novela transgenérica, si se quiere) que retrata la diversidad sexual y la vida nocturna. De alguna forma, es un texto que creo necesario en sociedad primordialmente conservadora que valora más el trabajo que el ocio.

Respecto a la literatura del norte… Por mis lecturas, creo que la mayoría de los autores han querido sumarse a la moda de escribir sobre el narco y la violencia. Sea como sea, a estas alturas de la partida me parece un terrible lugar común, incluso oportunista. Hay excepciones muy buenas, pero es porque el lenguaje es el centro de la pieza, y la violencia y el narco son sólo el pretexto, el material de trabajo. También hay que considerar desde dónde se dicen las cosas. Un hombre acomodado y burgués, que sólo ha sabido de la guerra contra el narco porque lo ha leído en el periódico, tiene mucho menos que decir sobre el tema que, digamos, una mujer que lo ha experimentado en carne propia.

Los autores de la región que más disfruto leer son Sara Uribe, Cristina Rivera Garza, Luis Panini, Óscar David López y Diana Garza Islas. Creo que todos cuentan con un registro particular y fácil de distinguir en medio de la sobreproducción literaria que vivimos. Quizá sea injusto que los identifique por la etiqueta geográfica, ya que lo que me gusta de ellos es precisamente que son todo menos “literatura regional”.

-Háblanos de los textos que has publicado en revistas literarias ¿cuál es la percepción de la actualidad de la literatura en español desde el punto de vista de un joven poeta mexicano y en relación con el panorama poético en las redes? Muchas gracias

La mayoría de los poemas sueltos que he publicado obedecen a un corte de principio surrealista, y muestran mis primeras inquietudes respecto al lenguaje, el inconsciente, el arte y la poesía. Espero publicarlos todos en algún conjunto pronto. ¡Un libro de primeros poemas!

Me gusta mucho ver cómo las redes sociales permiten contactar con más facilidad a poetas de otros lares, establecer proyectos conjuntos, crear complicidades, compartir lecturas e incluso publicar.

Será interesante ver cómo asumimos la diversificación de influencias que trae consigo el Internet, tenemos el micrófono abierto permanentemente, además de rápido acceso a un sinnúmero de textos. Ahora cada uno se hace de sus propios referentes.

 

SOBRE EL AUTOR:

Jesús de la Garza (Montemorelos, México, 1994). Es maestro y poeta. En 2015 fue becario del programa ISSSTE-Interfaz y actualmente lo es del Centro de Escritores de Nuevo León. Además, su poesía ha aparecido en antologías como Telescopio (2013),  Espasmo (2016), Demolición del Género (2016), entre otras. Obtuvo el Premio de Poesía Gonzalo Rojas Pizarro 2017

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *