Con motivo del día de Canarias Marcapiel publica una selección de los poemas de Ricardo Hernández Bravo, extraídos de su libro La piedra habitada.  

 

 

 

Una voz desgajada del tiempo
puenteaba sordamente mi memoria.
Hablaba de otra vida esa escritura
de surcos excavados en la roca;
irradiaba su trazo
una estela invisible,
no sé qué extraña cuenta,
qué oscura cifra o ritual
encriptado en las líneas de la piedra.
Contenido en sus muescas,
un remoto sentido me alcanzaba,
un temblor reavivado por mi pulso:
como durando en la honda caboca
de un barranco cercano,
el paso de ganados y de hombres,
los ecos de una vieja trashumancia
prolongada en las líneas de mi mano.

 

 

 

 

 

Guío mi pie sobre el tosco empedrado
de este viejo camino hoy en desuso.

Bajo mi planta,
ora cantos gastados,
amplias lajas pulidas,
ora calzos salientes,
duras lascas filudas, moledoras.
En el apoyo,
la traza de otros pasos en la piedra,
en su firmeza un leve encogimiento,
minúsculo acolcharse bajo el peso.

 

 

 

 

 

Del breve paso,
suma rastros la piedra;
guarda el calor.

 

 

 

 

 

Prende
el vino en la mirada,
arracima las voces,
caldea la penumbra de los cuerpos.

En la tea dormida,
sobre la piedra muda,
el canto y la descarga.

 

 

 

 

 

Acaricio la cara de la piedra,
la oscura piel curtida de intemperie.
Acaricio su paz devotamente,
su contorno de luz,
su raigambre de liquen y silencio.
Escruto con mis dedos
la humilde trabazón de su edificio,
la imperfecta textura
modelada en el tiempo,
su extraña calidez
como un tacto lejano que me habita.

 

 

 

 

 

Piedra
habitada de afectos,
lugar de la memoria,
piedra viva angular.

 

 

Ricardo Hernández Bravo [El Paso, Isla de La Palma, 1966], es licenciado en Filología Hispánica y profesor de Lengua y Literatura en Enseñanza Secundaria. Ha editado los libros de poesía El ojo entornado (1996), En el idioma de los delfines (Premio Julio Tovar, 1996) (1997), la antología El aire del origen [Poemas 1990-2002] (2003), Los posos de la sed (2014) y dos poemarios en colaboración con pintores: La tierra desigual (2005), con Hugo Pitti, y Alas de metal (2008), con Graciela Janet. Como narrador ha publicado Siete cuentos (1997), libro que recoge sus relatos premiados en diferentes certámenes. Ha obtenido diferentes premios de narrativa y poesía como el Félix Francisco Casanova  (1989) y el Julio Tovar (1996).

Figura en las siguientes antologías poéticas: De Canarias a Marsella, edición bilingüe de los Cuadernos del Ateneo de La Laguna y la revista Autre Sud de Marsella (2002); Poetas canarios en Buenos Aires (2009), Poesía canaria actual (A partir de 1980) (2010), Poetas de una sola isla. El grupo de La Palma (1990-2011) (2012) y Poesía canaria actual (1960-1992) (La manzana poética, Córdoba, 2016). Selecciones de sus poemas y cuentos han aparecido asimismo en suplementos de periódicos insulares (Ítaca, El vuelo de Ícaro, Borrador) y revistas literarias como Azul, La fábrica, Perenquén, Cuadernos del Ateneo de La Laguna, Casatomada, Paralelo Sur, Ágora, Círculo de poesía, Librújula, Turia, entre otras.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *