“Quién sabe cuántas voces de mujeres existieron, que no aparecen registradas en el espectro de la creación literaria”

 

Tras las recientes elecciones en Costa Rica nuestro editor y colaborador Samir Delgado entrevista para Marcapiel a la actriz y escritora Arabella Salaverry, Premio Nacional de Literatura Aquileo J. Echeverría 2016. Entre su obra publicada destacan los títulos “El sitio de Ariadna”, “Llueven Pájaros”, “Continuidad del Aire”, “Dónde Estás Puerto Limón”, “Breviario del deseo esquivo” y “Arborescencias”. Embajadora de la cultura latinoamericana, su obra literaria aparece en  antologías en Costa Rica, México, Ecuador, Italia, España o la India. Es Miembro de Honor de la Compañía Nacional de Teatro.

Costa Rica es un país de referencia cultural para el idioma español, ¿qué papel juega el acento del tico en el panorama literario actual teniendo en cuenta a figuras como el surrealista Max Jiménez o Rafaela Contreras?

Es muy interesante tu pregunta, y me ha permitido reflexionar sobre temas que tienen que ver, más que con el idioma, con la condición de género. Rafaela Contreras es prácticamente invisible en el contexto cultural y literario costarricense. ¿Razones? Se podría aducir el hecho de que sus publicaciones se realizaron en el extranjero, o que no vivió mucho en Costa Rica. Sin embargo, dando una mirada a la presencia de escritoras con “a” en la época de su producción, notamos que hay una fuerte tendencia a ignorarlas. Así como Rafaela, quien tuvo la oportunidad de publicar parte de su obra, -tal vez por el hecho de que fuese esposa del gran Darío-, quién sabe cuántas voces de mujeres existieron, que no aparecen registradas en el espectro de la creación literaria. Por otro lado tenemos la figura de Max Jiménez, escritor rupturista, que responde a las nuevas corrientes que aparecen en Europa, dada su exquisita formación, más su paso por Cuba, sitio en donde accede a una realidad muy distinta a la de su Costa Rica. Aceptado por algunos y mirado con recelo por otros como suele suceder con quienes se atreven a experimentar, la voz  de Jiménez se alzó, poderosa, y su obra continúa vigente, al menos en los ámbitos intelectuales.

 

        Tras la victoria electoral del escritor Carlos Alvarado con la vicepresidencia de Epsy Campbell como la primera mujer afrocostarricense en el gobierno, ¿cuáles son los retos de la cultura en este nuevo episodio político?

Costa Rica es un río cuyas aguas transcurren mansas, al menos en apariencia. Carlos Alvarado representa lo mejor de las nuevas generaciones. Un joven con una formación más que pertinente para el cargo, con el plus de que ha sido rockero y además escritor y premiado. Epsy una antigua conocida en el ámbito político, mujer inteligente y también con la preparación académica y profesional para lograr un buen desempeño. Tampoco significan un cambio drástico en el acontecer político. El presidente saliente fue académico en la Universidad de Costa Rica, hemos tenido escritores reconocidos en la presidencia (cito a don Abel Pacheco). Es decir, dentro de la tradición civilista las aguas seguirán transcurriendo por cauces ciertos, esperamos que sin tropiezos y con la posibilidad de continuar gozando en el campo de la creación de la libertad absoluta de la que históricamente hemos disfrutado.

 

A propósito de su obra literaria con numerosos reconocimientos en ámbitos como el teatro, el cuento y el periodismo, ¿cuáles son las fuentes de  origen de su dedicación poética como escritora costarricense?

Diría que la principal fuente es la intensa necesidad de comunicarme. Y de propiciar espacios de reflexión sobre temas que atañen a la condición femenina.

Teniendo en cuenta la ubicación privilegiada de Costa Rica, ¿cuáles son sus principales referentes culturales a nivel latinoamericano y en qué estado se encuentra la relación entre los autores a nivel nacional?

Esa ubicación de privilegio nos ha permitido mirar tanto al norte como al sur. México históricamente ha sido un referente obligado en nuestro desarrollo cultural. Pero también hemos lanzado nuestra mirada al sur del sur, y de allí de la fuerte presencia del Chile glorioso del siglo pasado en nuestro quehacer cultural, además de la Argentina. En la actualidad, diría que recién inauguramos un contacto más intenso con nuestros vecinos cercanos del istmo centroamericano. Aunque continuamos, en alguna medida, presos de un complejo de “isla” cultural, no siéndolo geográfica. Quedamos debiendo en ese rubro: la necesidad de una interacción mayor con otros referentes culturales. Seguimos siendo bastante endogámicos.

A nivel nacional se vive un período de gran efervecencia creativa. Hay excelentes poetas, surgen muy interesantes narradores. ¿Relaciones? Algunas chispas ocasionales, pero desde mis años, con la capacidad que estos otorgan de mirar el panorama, diría que prevalece una convivencia más bien respetuosa. Y en definitiva, tampoco hay escuelas o tendencias tan poderosas que demanden una sinergia distinta.

 

 

 

SOBRE LOS AUTORES:

Arabella Salaverry (nacida como Arabella Salaverry Pardo, el 5 de diciembre de 1946 en Managua, Nicaragua) escritora, actriz y gestora cultural costarricense. En el año 2016 lanzó su publicación Impúdicas (Uruk Editores, Costa Rica). Estudió Filología, Artes Dramáticas, Lengua y Literatura Inglesa, Lengua y Literatura Hispanoamericana en universidades y escuelas de México, Venezuela, Costa Rica y Guatemala. Es miembro de honor de la Compañía Nacional de Teatro (CNT) de Costa Rica. Recibió el Premio Nacional de Literatura 2016 por su obra «Impúdicas».

Samir Delgado (Islas Canarias, 1978). Escritor, crítico de arte, gestor cultural y periodista freelance. Licenciado en Filosofía y Maestría en Bellas Artes. Desarrolla líneas de investigación sobre la temática del imaginario atlántico, New Media Art y las poéticas de la insularidad. Integrante del proyecto interdisciplinar “Leyendo el Turismo, 3 poetas” junto a david guijosa y Acerina Cruz. Coordinador del Encuentro Internacional de Literatura 3 Orillas y “El Tren de los Poetas”, Estación Internacional de Poesía Contemporánea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *