Ofrecemos una muestra de la creación poética más joven con tres poemas inéditos del autor novel Elí Sebastian Rodríguez (Durango, México, 1997)

 

Flor innominable

 

Mientras pienso en un concepto una flor crece en el paisaje mas inhóspito de la tierra, riscos de piedra se alzan en lo alto de un grupo de montañas, ahí el aire es mas raro y la presión mas alta pero la flor tiene una estructura perfecta que cada tanto tiempo cambia su forma a distintos objetos de distintos valores y por supuesto distintos significados. Todo esto a los ojos de nadie excepto un par de aves rapaces que ahí yacen descansando.

 

***

 

Cuerpo inerte bajo el albor lunar.

Los colores cambian, los sentidos se exaltan, el pensamiento traiciona.

La razón como un agotado vigilante se fue a dormir, cuan merecido tiene su descanso, mientras no esta el placer se embriaga con tu olor, representabas la figura perfecta… Ahora eres detestable por ti misma y no por mis inocentes perversiones.

 

***

 

Visor de cartón

 

Me percibo dentro de una pequeña caja con pequeñas aberturas a la altura de mis ojos.

Veo el mundo y me veo a mí en él, pero no reconozco mas aquel lugar, se vuelve una larga sucesión insoportable de entidades mirándome con ojos altivos y otros burlescos no cabe duda que conocen mi condición de caja pequeña pero en el momento que me percato de aquello la caja se abre y quedo segado, todo se detiene un momento, la materia toca mi ser desnudo y revuelto, lo condensa de nuevo. Cuatro paredes se alzan rodeándome y encerrando la oscuridad en mí, todo es vacío y oscuridad hasta que veo dos orificios a la altura de mis ojos y veo el mundo

 

Elí Sebastian Rodríguez Armendáriz (Durango, 1997) cursa la Licenciatura de Producción Audiovisual y Cinematografía en el Instituto de Artes Modernas (INAAM) en Durango

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *