A continuación, presentamos un poema inédito del escritor peruano Rubén Millones. Nació en Lima, en el año de 1976. Es Poeta y Narrador. Ha publicado los libros: La musa, la mosca (poemas), Poemas  del  ciclo del joven (poemas), Tengo la cucaracha (relatos), La huida de una gaviota con el huevo de un güanay (relatos). Vive y trabaja en el sur de Francia.    

 

 

DESTRUCCIÓN

 

UNO

 

Si por desgracia persiste la estructura perforar

más adentro del núcleo favorecer

los terrenos baldíos de la periferia dejándolo escapar con su hambre

en la línea de partida porque en su hambre quizás

está su perdición No basta pues contentarse

del rubato pam pin pin pam

no basta pues

morar tranquilamente

en la jaula vacía de la pulsación

entre la cuchilla del sístole del diástole con el miedo en la panza

que un día se te caiga

la arquitectura invisible de la música

ni el trino de pájaros pop

ni el brillo del acrílico para lo que te interesa todo esto

no alcanza

a medida que avanzas con tu baba por la licuadora

de la estructura

con la fetidez indiferente de la carne molida

En la destrucción persiste la estructura un asno nos dejo el son

muchas gracias señor burro.

 

DOS

 

Calamina pruena pinta  las  tablas corroe la buena nueva

a través de estas páginas por favor

que se dejen leer contra todo

que se dejen leer y resurja el látex que brille el barniz

como tirza como hierro agudo que salten las chispas

de lo agrio de este mensaje para ti y para los que te quieran escuchadme

Vengan los males

lo fluecos premios de mi goleador nato luchen también por mi mente

por liberalizar mi mensaje

electores, pueblo, déjame decirte esto

que yo nunca dije esotro ni lo otro nótese bien grande

y mi sangre chola

yo la derramé por el olor nacional y ahora

púdrase olvidada en  alguno de mis orificios olorosos ven a por ella-­‐como dirías tú ven a por mi sangre, pueblo-­‐

o mejor sírveme un jugo de letras para que se ajuste

al solfegio de mi garganta que ahora os va a interpretar pero antes

pam

es necesario continuar pin

para que no se caiga pam

¿y qué más pues ?

¿y qué más me vais a soltar ? además de la carcajada pueril érase una vez

en el poto de un chancho un perejil

en lo faustuoso está lo vil, entiéndase así mírala

tu mandíbula suelta por la matraca de tu ritmo

al punto que rechinan tus dientes a contracorriente y es tu propia tortura que te arrecha

tu propio dolor que compones regularmente

pam incesantemente pin

hasta que se te caiga al suelo pam

el ritmo y con él el túnel y con él

tu salvación que es un túnel

o que quizás no es un túnel sino una noche la gran noche con la que todos soñamos

o un bosque

un bosque de recuerdos antes que los recuerdos se sometan a la temporalidad

que es de lo qué estamos hablando aquí, nótese entiéndase así

escúchame pueblo este mensaje de rencor

es unilateral en su estilo prismático en su filo

devastador en la idea de su destrucción y va afirmando su erección

a medida que horada su camino

hasta la explosión en tu boca malacostumbrada al pegajoso esperma de lo que llaman realidad los que te la quieren hacer tragar a bocajarro.

 

TRES

 

Quedose quieto de lámina suelta de prismática duda el camaleón pues en su cuna berreaba el polluelo del mal a punto de eclosoniar

un paréntesis libre mezcla de albahaca, maní, ketchup a tragar con pan

en el diadema del plano fijo que tú te esfuerzas por ajustar por ajustar, vanamente.

frente al despliegue desmesurado de idiotez que te achaca el lenguaje, dícese

dícese así o asá o acullá o cuculí o Pocoyó o Pokemón, todo pasa con un trago de ron si le metes limón o un bofetón a tu crío no hay frambuesa que te mire de reojo

ni zambo que te muestre su trozo para deslizarte indiferente en la cera oscura donde retozan tus angustias mas rozadas, fosforescentes de entrañas vibrantes de vida justito antes de la descomposición

 

u ,

 

horror al vacío ritma la masa informe que se vuelca sobre la ladera del poema es el poema entero que se vuelca sobre la ladera del vacío escapándose del tenedor explicativo de tu parrillada de domingo haz como si no existiera tu pinga huevón y zaz tu pinga no existe porque se está friendo en la parrillada dominguera de la santa masticación .

 

CUATRO

 

Pajarillos aterrorizados de pequeños senos puntiagudos horadados por un mamelón

bailan al filo de la electrógesis del cuchillo

de carnicero que les espera cuando les llegue su número diez.

En la desmantelación sistemática de las todas las combinaciones las más lejanas nueces dejarán campo de batalla a pruebas de balas

cóncavo convexo de su núcleo el polen se esparcirá en tierras más fértiles que en esta pradera

donde se esparcen los tuétanos chupados de sinsentido,

¿quieres más ?

Entonces carcome el quete comido de la tez de su picha explotar al reventarse salpica el bache los cascajos te pinchan la jeta el bofetón la marejada te trae a colación un chup y no es la cochinilla punzante que rechina más bien un zancudo en picada desde las alturas inconmensurables del olvido se abre paso un recuerdo que exige un armatoste que tú le vas a negar como si fluyera un arroyo de estaño en el lecho del río seco de la memoria, así está mejor.

 

CINCO

 

Hasta aquí va la explicación hasta aquí el comentario

aquí se termina toda filosofía aquí es donde me doy un volantín

en este punto preciso retrocaemos para caer

a contrapié

hasta aquí cantaron los sapos sus rondas pegajosas de luna y el humor de los pantanos nos arrulló de nuestros ansiolíticos

hasta aquí perduró la santa viscosa de tu otrora debilidad por los choclos humeantes por más que te disfraces te vimos

hasta aquí el punto álgido el momento crítico la consolidación de la mayonesa la cereza  o la frambuesa de toda la crema chantilly que te rellena el esténtor

hasta aquí y no más lejos aterrizó un millón de toneladas de sardina de muecas posibles en la tensión de un solo rostro

hasta aquí mismo vibraron los cristales tumefactos en el ángulo triste de tu ojo hasta aquí las estalactitas a contraluz gotearon en la yema amarillosa de la frase hasta aquí no queda más que resistir y restituir

hasta que el asco no nos contraiga más el vomitón.

 

SEIS

 

De vuelta vas a la destrucción de par en par vas

con el fondo de teatro de sombra al salto del puma

le imprimes el mas puro impulso de su crudeza

para quebrar el gluten de la sopa que te engullen de por nada

y qué te sabrás sortear de la misma madre que te envenena de amor o

de tus novias sicarias que te lamen el pecho y observas de tu cara de perdiz sus pelos gruesos de mamífero te inmolan, consúmense las hilachas desechas de su contento, una calamidad

hombre, es de tu responsabilidad la acción, su desenrollado de tensión, el trabajo del fermento

mas no su recuento,

anda y conclúyete este pantano de la mejor manera aunque no salves tu cuerpo, salva la honra, animal

despierta violentamente en medio del océano con ésta pregunta .

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *