RESEÑA DEL LIBRO PARALELO-CENTRIFUGO DE ALFONSO PEÑA Y AMIRAH GAZEL

PARALELO CENTRÍFUGO, MAPAS PARALELOS Y SIN FRONTERAS

 

 

MARCELA VALDEAVELLANO

 

 

 

PARALELO CENTRÍFUGO es el título del libro que los artistas Alfonso Peña  y Amirah Gazel presentan hoy en la Biblioteca Nacional de San José, rodeados de la primera exposición internacional surrealista, LAS LLAVES DEL DESEO.

“Centrífugo” significa un alejamiento del centro, y evidentemente, “paralelo”, evoca una huida análoga del centro hegemónico de las modas en el arte, porque la fuerza centrífuga tiende a alejar los objetos del eje de rotación.

Ese paralelo que nos presentan Alfonso y Amirah en este libro, en el que no caen en la inercia de “las corrientes del arte actual”, sino que desarrollan paralelamente sus propuestas alejados de ferias y bienales, afirma la certeza de que los mapas del inconsciente, son los que verdaderamente rigen nuestras vidas, no los cartesianos adosados al mercado, que nos imponen y enseñan como reglas imbatibles.

Utilizando el automatismo como sistema de producción, los artistas retoman las herramientas del dadaísta Tristan Tzara y desnudan no sólo su mundo, sino el colectivo, ante nuestros asombrados ojos.

Este libro de excelente factura, me recuerda aquel mapa de los surrealistas de 1929, en el que trazaron las fronteras a su gusto y criterio, para la revista Variété, de Bruselas. Su particular visión del mundo está destinada a hacer ver que el mapa (el espacio) es una simple convención cultural entre las muchas que gobiernan Occidente. Los surrealistas trastocan la Tierra. Borran España y Portugal del globo terráqueo, encogen China o alargan México o la isla de Pascua, en Chile, a placer.

Las imágenes de estos artistas rompen las fronteras de la poesía y las artes visuales, para adentrarse en un territorio que se transita a voluntad, en el que la dualidad de los paralelos, no es dicotómica, sino que se corresponde.

Importante cómo este par de artistas, como buenos surrealistas, se proyectan a través de la periferia, sin búsquedas de centros consagrados para el arte instituido. Desde Cartago, “el agitador cultural” (como él mismo se proclama) Alfonso Peña, desde la década de los ochentas, viene desarrollando una labor exhaustiva y extraordinaria, con poca difusión local (porque quien no se alinea no se le exalta en La Nación) y mucha divulgación internacional, sobre todo en los espacios literarios y visuales de Brasil.

Alfonso Peña, artista visual, escritor, editor y creador de redes humanas hacia las ecodimensiones, o sea, la ecología de las multidimensiones que nos habitan a todos y que no pueden ser explicadas ni con la palabra, ni con la razón, sino corazonando la ecología del inconsciente colectivo, ha dirigido revistas de gran importancia, como Andrómeda, publicación que daba a conocer la literatura a nivel continental. Autor de varios libros, como “Noches de Celofán”, publicada por Premía editores y la EUNED; “La Novena Generación”, traducida al portugués por su colega y desde entonces amigo Floriano Martins y publicada en Fortaleza, Ceará, por Edições Resto do Mundo y muchísimas más publicaciones que la memoria no me permite citar una por una, pero quiero destacar “Desde el Centro”, cuentos, publicados por Ediciones Como un Ave Libre, Casa de la Poesía, de La Habana Cuba. Sus obras han sido traducidas al portugués, inglés, francés e italiano. Ha aparecido en innumerables antologías, entre las que cabe enfatizar  la compilada por el crítico e investigador de origen uruguayo Olver Gilberto de León: “Anthologie de la Nouvelle Latinoamericaine”, publicada en 1992 por la editorial Belfond/UNESCO, en París. Actualmente edita la revista de Arte y literatura Matérika, que diseña la artista Amirah Gazel. También forma parte del Consejo de Edición de las revistas Agulha (Brasil), Tinta Seca (México), Vericuetos (Colombia) y Maldoror (Argentina)  es  colaborador de la revista surrealista de Medellín, Colombia, Punto Seguido.

Como no se trata de hacer lo mismo que se lleva a cabo generalmente en el statu quo, que es competir por una tajada del mismo queque, él no se jacta de este curriculum bastante más trascendente que el de muchas personas reconocidas en el mundillo del arte y la literatura, como “líderes de la internacionalización del arte costarricense”. Amigo, antes que Director y fundador, le interesa mucho más la creación de redes humanas hacia el reconocimiento de un mundo interior pleno y compartido por todos, que el lucimiento individualista o la deificación, que la generalidad busca y de la que otros hacen gala.

El collage es uno de sus lenguajes en este libro, caligrafía de la diversidad y la reinserción bajo otras posibilidades, un texto visual abierto al tiempo del lector, sin horarios fijosr.

Amirah Gazel artista de origen libanés, nace en Costa Rica en 1964,  y es reconocida sobre todo por su asociación con Phases y por la creación del grupo Agorart en Amsterdam. Es generadora de pluralidades, como buena surrealista, y cultiva el dibujo, la pintura, la fotografía, el collage, el arte objetual y la poesía y cuenta también con un extenso curriculum.

El surrealismo como movimiento no ha quedado relegado a las primeras vanguardias, como las modas del arte actual nos hacen creer. El surrealismo es una actitud frente a la vida,  pues como dijo Marcel Brion, “solicita todas las fantasmagorías imaginativas” y esa situación es una constante en la entelequia humana. La valentía de estos paralelos intuitivos de Peña y Gazel, nos conducen en “Paralelo Centrífugo” al mundo de la alquimia, la ciencia del reto hacia el descubrimiento de la piedra filosofal, por eso recorren desde Ubu Roi, el personaje arribista que se corona rey, de Alfred Jarry, pasando por Ogum, (quien por cierto es mi Pãe de santo, San Jorge en el sincretismo carioca y la Virgen de la Caridad del Cobre en el cubano, y también viene  Oxalá, y otras deidades de la macumba brasileira y la santería cubana, de origen Yoruba; se rinde tributo a Quetzalcoatl, el Kukulkán de los Mayas, la serpiente emplumada, hasta Antonin Artaud, el autor del afamado libro publicado en 1938, “El Teatro y su Doble”, que es aún un estandarte del teatro grupal y generador de las Constelaciones Familiares de Bert Hellinger y del psicodrama, de  Jacob Levy Moreno, ideado como terapia de grupo.

Sumergirse este libro es hacerse con múltiples semillas de imaginación activa, plantadas por los artistas para generar más actividad imaginaria en las almas de quienes se adentren en él. Porque como dijo Artaud: “El más pequeño acto de creación espontánea constituye un mundo más complejo y mucho más revelador que cualquier sistema metafísico.”

Peña y Gazel nos obsequian con esta publicación, la tremenda oportunidad de irrumpir en un sistema de dos vías para profundizar en nuestra psique a través del diálogo entre nuestra mente consciente y el inconsciente colectivo. Esta invitación para trabajar con nuestro inconsciente nos invita a cooperar con el proceso vital que reintegra la totalidad de nuestro ser y abrir el filón de energía e inteligencia que allí nos aguarda.

Gracias Alfonso y Amirah, por regalarnos un trampolín hacia la imaginación activa. Para terminar, deseo hacer mías las palabras del analista junguiano Robert A. Johnson, como corolario de esta presentación:

“Para conseguir una mayor comprensión de quiénes somos y convertirnos en seres humanos más completos e integrales, debemos ir al inconsciente y comunicarnos con él. Gran parte de nosotros mismos y muchas partes esenciales de nuestra personalidad se encuentran en el inconsciente. Únicamente acercándonos al inconsciente tendremos la oportunidad de convertirnos en seres humanos conscientes y completos”.

 

 

 

Ciudad de Guatemala/San José,  agosto de 2016

 

 

 

MARCELA VALDEAVELLANO (Guatemala, 1951) Artista visual con galardones internacionales como Mención Honorífica en la XIII Bienal de São Paulo, Brasil, y VIII de Viña del Mar, Chile.

Escritora y poetisa, estudia con Augusto Monterroso (1981)  y Humberto Costantini (1982) México D.F.

Premio único de Cuento, Generación del 40, Guatemala, 1990

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*