De festivales, películas y cultura.

Mi relación con algunos eventos culturales no es algo que oculte, por años he trabajado con gente relacionada en distintas actividades. He visto su forma de trabajo, su ímpetu y su inquebrantable voluntad para hacer las cosas, de lo cual puedo dar fe: todo proyecto que emprenden es realmente exhaustivo y minucioso, para ellos, para sus colaboradores y todo aquel involucrado. Nunca piensan en pequeño y para sus proyectos no escatiman ni en tiempo ni en recursos si los hubiera.

Sin embargo, este año al menos dos eventos distintos entre si pero con resultados polémicos han dado mucho de qué hablar. En ambos casos no soy conocedor por lo tanto no me corresponde a mí juzgar la calidad de los presentado, el currículo de los jueces, el tipo de material que se presenta   o algunas otras cuestiones relativas a dichos eventos.

Hace unos días un artículo de Ricardo Tatto titulado FICMY, una serie de eventos desafortunados donde el autor exponía ciertas irregularidades respecto a dicho evento haciendo eco de lo manifestado por dos integrantes del Jurado Joven del Certamen y anexando ciertas observaciones y su opinión propia acerca de los sucesos y del evento fue publicado el sábado 2 de septiembre en Milenio Novedades y en el portal www.sipse.com, fue eliminado de este sitio sin explicación alguna al día siguiente.

ver artículo original

No puedo, a pesar de mi cercanía  tomar partido por alguna de las partes, ya que como he citado soy ignorante respecto a ello.

Sin embargo aún en mi ignorancia cultural me inquietan varias cuestiones netamente estadísticas o de impacto para poder darme una idea de lo que se realizan los eventos culturales sean cuales sean, ya que para poder efectuar un análisis objetivo de algo es necesario conocer todas o la mayoría de los puntos de vista:

¿Cuáles son los éxitos o logros resaltables de los eventos culturales?

¿Cuánto cuestan y de donde provienen los fondos?

¿Cuáles son los beneficios tangibles?

¿Cuál es el impacto real dentro de la sociedad?

¿Por qué y cuáles son los eventos necesarios del ambiente cultural yucateco?

Si alguien tiene respuestas que las exprese y me saque de esta triste ignorancia.

Por otra parte no puedo dejar de resaltar que pocos han sido capaces de darse a la tarea de realizar este tipo de eventos y sobre todo a escala nacional, lo cual si me parece notorio.  Los errores, desaciertos son permisibles, existen y no por que lo diga yo, sin embargo también es importante notar que proyectos de este tipo deben madurar y es ahí donde veo un campo enorme de oportunidad, porque lejos del glamour de las alfombras rojas hay un trabajo y un esfuerzo el cual reconozco pero que si no se lleva a cabo de forma adecuada acaba generando polémica y perjudicando algo por lo cual vale la pena luchar: la cultura.

La cultura, esa eterna golpeada, ultrajada, amante de todos, ramera de pocos. La cultura, esa que muy pocos admiran en su belleza total pero todos quieren la fortuna que esconde.

Porque lo paradójico es que si estos eventos se realizan no los realizan de forma adecuada y si no se realizan la cultura no se difunde y eso es realmente triste.

Porque los “culturales” se ofenden por los errores, la mala calidad, la falta de espacios para gente que se supone debería estar, etcétera, etcétera  y los “organizadores” sienten que sus esfuerzos no son reconocidos en la medida justa. En ambas partes se observa un poco de soberbia, y porque no decirlo, de prudencia y tacto a la hora de enfrentar sus argumentos y posturas.

Habría que lograr un consenso: juntar a la gente que sabe, con la gente que tiene para poder lograr algo que satisfaga a ambas partes, de otra forma seguiremos en el balde de cangrejos donde cuando uno trata de salir otro lo jala, lo regresa al fondo y así hasta que todos mueren.

Espero que ese no sea el destino de la cultura en Yucatán, porque nuevamente expreso: por la cultura vale la pena luchar.

Sobre administrador Marcapiel 34 Artículos
Creemos en las artes como un medio de expresión plural y responsable.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*