3 Poemas de Eleonora Filkenstein

Presentamos tres poemas de la poeta argentina Eleonora Finkelstein (mar de plata, 1960)

 

 

NOCHE EN BLANCO

Anoche soñé en blanco:

creo que se asomó la muerte, pero no me vio.

En la ventana del hospital vibraban las hojas de un árbol

que  tampoco se veían. Así de blanco era.

Un aterrizaje nocturno en Nueva York.

Con esas multitudes regadas en el suelo,

brillantes como hormigas de oro puro.

¿Qué más puedo agregar?

¿Dónde estaban las sombras?

 

Muchos aviones. Muchas pastillas.

Muchos besos y el primero

ahí tirado latiendo todavía en la vereda

con su lucecita agónica e intermitente.

Lo demás: animales rugiendo y alcohol

(detrás de la cortina esa donde las azafatas

preparan algo para tomar).

-Enfermera, un Bloody Mary, por favor.

Estamos ansiosos por salir a escena.

¿Sangre? ¿Suero? ¿Cromado instrumental?

 

Daba miedo olerlos porque no se veían.

No se veían, pero era mi voz y la de ellos

la que sonaba de fondo como aquella música

que nos acunó antes de ponernos a volar.

El cuento era fabuloso

y en él me reconocía: era yo, pero no estaba ahí,

todo sucediendo al mismo tiempo,

así de blancas, así de vivas:

esas voces, los perfumes construidos en el aire

eran lo único que se distinguía,

además de la muerte que andaba rondando

y se pegaba a mis costillas.

 

 

 

BREAK ON THROUGH

-héroes y villanos from the other side-

No se trata de Blake, Jim sino de cómo llegamos a Blake filtrados por tus visiones de USA, tan amada, tan mal llamada América.

Sinécdoque de los pequeños héroes familiares,

amos de nuestras vidas del más allá: el rock, esa poesía,

la tele en blanco y negro de la primera infancia, las movies.

Nosotros, nacidos después de los 60, atravesando demasiado tarde las playas de California donde había que brillar y brillar,

porque la luz te derrotaba los ojos.

There, in the other side, quizás se pueda estar muerto y vivo al mismo tiempo. Ser humanos y jóvenes y voladores y pasar al otro lado, donde está el Reino de los Cielos, donde viven nuestros ángeles semidesnudos, Jim, donde se engendran esos demonios obesos,

perfectos villanos de Ciudad Gótica,

you know what I mean…

Un poco de esto, algo de aquello. Impuros de la impureza misma, somos. Mixtos, de carne y hueso y deseo. Negros del Más Allá. Eso somos. Tus pesadillas ya están aquí, Waspy, pero no somos tus pesadillas.

Somos los Negros del Más Allá, dije. Trepamos, atravesamos, desmoronamos a cada paso

los muros que te quitan el sueño.

Hagamos un trato: quédate con Disney y Las Vegas y Atlantic City.

Quédate con Washington, por algún tiempo.

Déjanos Frisco y Nueva York y  la 66 de principio a fin,

por Jack y porque nos lleva encaminados.

Quédate con tus putas y tu peluquero

(a propósito, deberías cambiar de peluquero)
Al final, no sé si ellos o nosotros

o alguien de una generación cualquiera esté dispuesto sinceramente a morir tan joven

por saltar esa pared de 8.000 millones de dó-la-res y 2000 millas

(accidentes geográficos included, que abaratan el precio).

God bless America! God save

America’s money too!

Lo que se quiere es otra cosa,

los Negros del Más Allá queremos otra cosa:

ir y venir, ir y venir,

eso queremos, y burlarnos de tu peinado.

 

Pero, OK, en igualdad de condiciones:

el paisaje real vs. tu escenografía.

Esta es la mejor road movie de nuestras vidas: Escaparemos a México con nuestros amigos. Cruzaremos. Aunque nos cierren el paso.

Aunque haya funerales prematuros

y no aplique la Quinta Enmienda. Aunque muera nuestra madre vieja sin alcanzar a despedirse,

Kaddish, Kaddish, como reza el poeta…

Ir y venir, ir y venir. Eso queremos.

Siempre estamos en una línea de frontera, date cuenta.

 

SOBRE EL AUTOR:

 

Eleonora Finkelstein es una poeta y editora argentina nacida en Mar del Plata, en 1960. Publicó los libros de poesía Hamlet y otros poemas (traducido al inglés Hamlet and other poems, 1997), Las naves (2000), Delitos menores (2004 y 2017) y Grandes inventos (2017). Desde 1991 reside en Santiago de Chile, donde es directora de RIL editores. Es cofundadora y directora de Ærea. Revista Hispanoamericana de Poesía y de sus colecciones de poesía y traducción.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*