Gone Girl

En Marcapiel presentamos un ensayo de Malena Villar sobre la película psicológica “Gone Girl” (que salió en nuestros cines bajo el nombre “Perdida”). “Gone Girl” vio la luz en 2014 y estuvo bajo la dirección de David Fincher. Asímismo, el film fue escrito por Gillian Flynn, basándose en su novela del mismo nombre, publicada en 2012.

Perdida (Gone Girl) es una novela narrada por sus protagonistas: el matrimonio formado por Amy y Nick. Es así como a través de ellos la autora, Gillian Flynn arroja al lector hacia la reflexión sobre el momento histórico-económico, los roles en el matrimonio, la profesión, y la influencia de los medios de comunicación en las masas. A través del discurso directo con ellos como narradores no confiables se desdoblan los conflictos internos que a su vez construyen al otro. Así tenemos a dos personajes en una crisis matrimonial en paralelo a una recesión económica. Cuando la pareja se muda de Nueva York a Carthage, Misssouri, de la gran manzana a un pueblo pequeño al paso de dos años, cuando están a punto de divorciarse, Amy desaparece. Desde los espacios más recónditos de la mente de uno a la otra y viceversa esta obra explora las psiques de los personajes cuya adaptación cinematográfica podría ser problemática debido principalmente al uso del discurso directo en monólogo interno y alternando con las voces de otros personajes, pero siempre focalizado desde Amy (Rosamund Pike) y Nick (Ben Affleck), cuyas narrativas subjetivas se enfrentan a la realidad, construida por el discurso de los medios de comunicación y la crisis económica, lo que también ubica la obra como una novela posmoderna. Esto se resuelve satisfactoriamente usando artefactos como el diario, la voz en off, el flash-back , el close-up, y el manejo de los diferentes planos, principalmente. Es consecuentemente uno de los grandes bestselleres y una de las adaptaciones más vistas y discutidas de los últimos años.

Flynn antes de Perdida, escribió otros libros de misterio, como Sharp Objects en 2006 y Dark Places en 2009. Justo cuando esta novela, Dark Places salió a la venta, fue despedida de su trabajo en la revista Entertainment Weekly, donde había trabajado alrededor de 10 años. Todas sus novelas han sido propuestas para películas. Sus escritores favoritos son Agatha Christie, a quien su madre le inculcó cuando cursaba el quinto grado. Pero ella también considera entre sus preferidos a Laura Lippman, Karin Slaughter, George Pelicanos, Dennis Lehane y Harlan Coban entre otros. (www.usatoday.com)

Amy Elliott y Nick Dune, se conocen en una fiesta de escritores en 1997. Muy cerca del momento de recesión económica en Estados Unidos. Amy es hija de psicólogos, nacida en Nueva York, en contraste con Nick, quien pertenece a la clase trabajadora, hijo de un padre misógino y una madre consentidora, nacido en Carthage, Missouri. Amy y Nick son escritores, ella escribe tests para una revista, él es periodista en una revista para hombres. Viven en Nueva York, luego pierden el trabajo, que aparentemente no resulta no ser un problema ya que Amy tiene un fideicomiso otorgado por sus padres quienes, a su vez, hicieron su fortuna escribiendo libros basados en la infancia de Amy. Cuando la madre de Nick se enferma, se mudan, por decisión de Nick, a su pueblo natal en Missouri, así mismo los padres de Amy están en la ruina y piden a esta una gran cantidad de dinero para subsistir. Dos años después, justo el día de su quinto aniversario de matrimonio, Amy desaparece y según las investigaciones y pistas dejadas por Amy, Nick podría ser culpado de asesinato. Durante este proceso y a través de las pistas que Amy deja, Nick se da cuenta de un juego macabro planeado por su esposa, al que responde utilizando armas que provocan un cambio en las reglas impuestas por su creadora. Pero, por otra parte, Nick no se ha revelado completamente.

En las escenas iniciales de la película, Nick sale a tirar la basura y la calle está vacía. Viste de gris. El reloj en las imágenes previas marca las 10:35 de la mañana (poco tiempo antes de que Amy desaparezca). El gris de las imágenes, lo sombrío de las mismas se mimetiza con el gris de la personalidad apagada de Nick.

La novela está escrita en discurso directo con dos voces que se alternan en la narrativa, la de Nick y la de Amy. Se divide en tres partes tituladas: “Parte Uno. Chico pierde chica.”, que corresponde a la desaparición de Amy. La “Parte 2. Chico conoce Chica” se refiere al momento cuando Nick se da cuenta de los alcances de Amy. y “Parte 3. Chico recupera chica (o viceversa), se enfoca en una forma de “resolución” de los temas iniciales.” El tiempo de la primera parte de la narrativa de Amy corresponde a cinco años atrás mientras el de Nick al presente. Las dos voces a la mitad de la historia se revelan como narradores no confiables. Esto es evidente, cuando el tono narrativo de Amy cambia “Soy mucho más feliz ahora que estoy muerta. Técnicamente desaparecida. Pronto presuntamente fallecida. Pero, para resumir, diremos que muerta.” Esto lo narra mientras abandona Carthage, Missouri. Este es precisamente el momento cuando Nick se da cuenta que Amy desapareció. ¿a quienes se refiere cuando dice “Pero, para resumir, diremos que muerta.”? Ese “diremos” implica a un narratario, una especie de lector que se turna en cómplice cuando se da cuenta que todo ha sido planeado por ella. Se revela esta verdad para el lector, pero no para Nick. Este capítulo es importante porque es cuando el lector es informado por la narradora que lo que ha leído es parte de un diario que ella ha escrito estratégicamente planeado con la intensión de llevar a Nick a la pena de muerte. ¿Por qué no nada más divorciarse? No. Ella revindicaría su imagen y Nick tendría su merecido, por mediocre y por haberla engañado con otra mujer, piensa Amy, que es un personaje fuera de la moral convencional, es provocador e insultante, es sospechoso. Saca al lector de la costumbre de dejarse conducir como en la novela del siglo XVIII. Desorienta al lector, tal como lo escribe Paul Ricoeur:

A diferencia del narrador digno de confianza, que garantiza a su lector que él no emprende el viaje de la lectura con vanas esperanzas y con falsos temores concernientes no sólo a los hechos referidos, sino también a las valoraciones explícitas o implícitas de los personajes, el narrador indigno de confianza altera estas expectativas, dejando al lector en la incertidumbre, a punto de saber dónde quiere llegar finalmente. Así la novela moderna ejercerá tanto mejor su función de crítica de la moral convencional, eventualmente su función de provocación y de insulto, cuanto más sospechoso sea el narrador y más eclipsado su autor, ya que estos dos recursos de la retórica de disimulación se refuerzan recíprocamente.” (Ricoeur, 873-874)

Amy se revela justo a la mitad de la historia como un personaje mucho más complejo que la historia de una mujer abusada que a través de su diario vende al lector, a las masas y a los medios de comunicación. Este diario es además un artefacto que es parte determinante en la construcción superficial de los personajes de Amy y Nick. Basados en el contenido del diario la misma institución policiaca es la que se encarga de anunciar a través de una conferencia de prensa que Amy ha desaparecido, involucrando a los medios masivos de comunicación y es entonces que un programa de televisión se instala en la conciencia masiva exacerbando los hechos inexplicables igual que se instala frente a la casa de los protagonistas. Es ahora, la figura sufrida de Amy contra la imagen contradictoria de Nick, quien a partir de ahora se ve obligado a contratar un abogado defensor de esposos asesinos.

Por su parte, Nick comienza la historia evocando el misterio que le provoca el cerebro de Amy, mientras ella inicia contando en retrospectiva cómo ha sido su vida como esposa de Nick a través de un diario fechado a partir de enero de 2005 hasta junio de 2012. De esta forma el lector tiene la posibilidad de conocer cómo funcionan la psicología y las intenciones de los personajes. Mientras Amy es una escritora engreída, orgullosa, perfeccionista que, a gusto con su vida neoyorkina, reniega la mudanza a Carthage y justificadamente del engaño de Nick, quien se presenta como un tipo sencillo, sin complicaciones que trata de entender qué sucede con la relación matrimonial, sobre todo, se plantea qué sucede en la mente de Amy, cree que la conoce, aunque desconoce sus alcances. Sin embargo, no la culpa del deterioro de la relación y justo la noche antes de la desaparición planeaba pedirle el divorcio.

Esta voz en el diario de Amy se alterna con el relato de Nick que va día a día en una narrativa lineal hacia el futuro e inicia cuando Amy desaparece. Nick en paralelo a la investigación sigue paso a paso las claves que Amy le da, y así es como se da cuenta de que todo es un plan. Pero Nick también oculta algo: una amante que se revela dentro de un aparato celular que Nick carga en privado: “Estoy afuera” le escribe mientras Nick pernocta en la casa de su hermana, quien a su vez le reclama el haber ocultado información y su comportamiento inmaduro:

“Pero sigues contando mentirillas como si fueras un niño pequeño. Sigues desesperado por hacerle creer a todo el mundo que eres perfecto. Nunca has querido ser el malo de la película. De modo que les cuentas a los padres de Amy que ella era la que no quería hijos. A mí no me dices que le estás poniendo los cuernos a tu mujer. Juras que las tarjetas de crédito a tu nombre no son tuyas, juras que estabas paseando por la playa cuando odias la playa, juras que tenías un matrimonio feliz. Simplemente ya no sé qué creer ahora mismo.” (Flynn, Loc. 5240)

Go a pesar de todo, y después de que Nick le ocultara esto, quiere creer en su hermano, pero que haya matado a la esposa está por comprobarse. Y así él también se convierte en un personaje no confiable. Tanto para su hermana Go, como para los medios de comunicación y para los ojos que van siguiendo la lectura. Nick deja de ser el tipo bueno y desinteresado para convertirse en un personaje más humano, con defectos y virtudes. Ahora los dos personajes se encuentran bajo el escrutinio del lector que trata de descubrir que es lo que pasa. Pero el criterio quedará en el aire, porque esta narrativa no es confiable, a este punto el lector no tiene una historia concreta. Tiene que detenerse a armar los fragmentos o seguir la lectura para encontrar alguna explicación a este enredo.

En la película, hay varios aspectos de la adaptación que deben ser mencionados y que, en comparación con la novela, se mostraron de diferente forma. En la novela se proyecta el mundo interno de Amy, el lector se interna en un mundo subjetivo, lleno de incertidumbre que sucede sólo en su cabeza. Tenemos acceso a su mente a través del diario y la narrativa de Nick quien se plantea la complejidad de la mente de Amy desde los primeros párrafos de la novela que son más descriptivas en cuanto a su forma:

When I think of my wife, I always think of her head. The shape of it, the begin with. The very first time I saw her, it was the back of the head I saw, and there was something lovely about it, the angles of it. Like a shiny, hard corn kernel or reverbel fossil… You could imagine the skull easily.  Like a child I imagine opening her skull. (Flynn, loc)

Se plantea el descubrimiento del cerebro de Amy como un macabro juego de niños. Pero como en la película se muestra la forma de Amy visualmente, cambia un poco el discurso, se presenta a Amy con la voz de Nick en off mientras se hace un close-up a la parte trasera de la cabeza de ella entre las manos de Nick, es el punto de vista de él:

“When I think of my wife, I always think of her head. I picture cracking her lovely skull, and spulling her brains trying to get answers. The primal questions of any marriage. What are you thinking? What are you feeling, What have we done to each other?”

Ya que vemos la forma, se apela más a la ansiedad siniestra de Nick, dejando la duda de que él si pudiera sentir el deseo de asesinarla. En las dos formas se aprecia una incertidumbre por lo que ella pueda imaginar, decidir, pensar, muchas interrogantes acerca de cómo planea y procesa la ejecución de sus actos. Cada forma, tanto la literaria como la cinematográfica desde sus propios medios trasmiten suspenso. Luego, en la película, ella voltea y su mirada es muy profunda. Como una estatua de marfil con ojos de onix. Esto cambia el tono de la narrativa estableciendo un misterio para la audiencia ya que es evidente que Amy es una mujer de misterios. Va a suceder algo. Más allá de la imagen concreta de la pareja, al acercar en un close-up la cara de ella y luego es a través de sus ojos como la audiencia se interna en el viaje hacia lo siniestro de la mente compleja de Amy y la pasividad pusilánime de Nick que sufre una vuelta de tuerca precisamente en el centro de la narrativa. Como se mencionó en párrafos previos: la aparición de la amante. En la película en el minuto 0:49:31. “You fucking idiot. You fucking asshole, you lied in my fucking face.” Dice Go (Kerry Coon) después de que la amante sale de la casa. Go cuestiona a Nick y prende la televisión para que vea el efecto que está produciéndose en los medios con sus actitudes erróneas. Aparece una foto con una mujer que lo persiguió en el cuartel del hotel desde donde se atiende a voluntarios para la pesquisa de la perdida. Luego una comentarista lo acusa de sociópata, mientras el abogado Tanner sostiene en televisión que comportarse normalmente en una situación como esa sería más típico de un sociópata. “I am so sick of being picked apart by women.” (min. 0:52:22) dice Nick en el primer plano en médium close-up del lado derecho de la pantalla y Go, su hermana aparece difusa en el fondo del lado izquierdo. Aquí la intensión es muy clara sobre el efecto que provocan las mujeres en Nick, Amy, su madre, la vecina, la mujer que se toma el selfie con él, la conductora del programa. Consecuentemente todas estas mujeres son para él una imagen difusa, no las entiende. El lenguaje cinematográfico es pertinente con la intensión de la obra. Nick es vulnerable al asedio y construcciones femeninas sobre su persona.

Después de la primera escena, aparece un montaje de imágenes estáticas con panorámicas de la ciudad. Así, el pequeño pueblo de Carthage, Missouri es representado aquí por decisión de Gillyan Flynn, la autora y también guionista de la película dirigida por David Fincher con imágenes de desolación y abandono. Aquí se muestra cómo afecta la pequeña ciudad a los personajes. Se ubica el contexto de pasividad, tranquilidad de un pueblo pequeño, pero también aparecen imágenes de fábricas y edificios abandonados. El mundo y las relaciones humanas se subordinan al capitalismo, se abren centros comerciales para el consumo y la convivencia que sacan de los mercados particulares a la gente. Mientras se mueve la economía tanto las relaciones como el progreso son estables. Una vez que llega la crisis, impacta tanto en unas como en el otro. El centro comercial en el mundo posmoderno concentra a la gente en un solo lugar, establece identidad, da empleo y asegura el consumo. En la novela se menciona un centro comercial que cerró después de la crisis, tomado ahora por desempleados, drogadictos y traficantes de drogas, a donde Amy acude y trata de comprar una pistola para reforzar la idea y el miedo que quiere proyectar hacia su marido durante la primera parte de la historia. Pero estas imágenes también están relacionadas con los protagonistas, el antes feliz matrimonio, ahora está en ruinas, abandonado, en crisis, en desempleo. El mall está abandonado y un grupo de malvivientes está apoderado de él. En la novela se menciona que la madre de Nick trabajaba vendiendo zapatos, en la película prescinden de esto. Mientras que en la novela por escrito nos damos cuenta de que se trata de un centro comercial en quiebra, en la película esto se sugiere, pero no crea el mismo efecto a simple vista. El espectador tiene que hacer más esfuerzo en la película por complementar los significados que se presentan mucho más complejos y no verbales.

Los personajes revelan diferentes niveles, una vez develada la capa superficial con los secretos de ambos, lo siniestro se hace evidente cuando ambos, desde sus propios espacios y narrativas internas se dan cuenta cómo pudiera reaccionar el otro. Durante la segunda parte Amy contempla desde su exilio disfrazado de secuestro, el hundimiento de Nick por parte de los medios y la policía que siguen el camino preparado por ella para tal consecuencia. Todo está bien hasta allí, para ella al menos. Sin embargo, Nick conecta con la parte narcisista de su esposa y logra una excelente actuación usando las propias armas de Amy: los medios de comunicación, para atraerla y lo logra. Una nueva faceta de los personajes se manifiesta. El lector se cuestiona la salud mental, la realidad y la verosimilitud del discurso de Amy y Nick. Freud establece que lo siniestro, es, entre tantas comparaciones, la manifestación de lo que debiera haber quedado oculto. (Freud, 4)

“Uno de los procedimientos más seguros para evocar fácilmente lo siniestro mediante las narraciones, escribe Jetnsch, ‘consiste en dejar que el lector dude de si determinada figura que se le presenta es una persona o un autómata. Esto debe hacerse de manera tal que la incertidumbre no se convierta en el punto central de la atención porque es preciso que el lector no llegue a examinar y a verificar inmediatamente el asunto, cosa que, según dijimos disiparía fácilmente su estado emotivo especial…” (Freud, 5)

El lector sabe lo que está pasando y se ve implicado en cada paso que dan los personajes. Así, Nick saca a Amy de la tumba que ella misma había cavado y provoca que esta regrese.

Es evidente que, de alguna forma, su infancia fue modificada por sus padres al usar su persona para crear el personaje infantil de La Increible Amy, con quien ella misma compitió durante la niñez. Lo expresa así con su segunda voz en la “parte dos. Chico Conoce Chica”:

“Me gustaría que me conocieras. No a la Amy Diario, que es un personaje de ficción (y eso que Nick dijo que en realidad yo no era escritora, ¿porqué le haría caso alguna vez?), sino a mí, la Amy real.” (Flynn, loc. 5697)

Amy cuenta que ella competía con la Amy de ficción, pero esta de alguna manera siempre era perfecta. Indiscutiblemente esta nueva Amy, que estaba escondida en el fondo de sí misma, está resurgiendo con fuerza y los viejos libros reinician su venta. Luego cuenta las diferentes personalidades que adopta para la ocasión. Pero ¿cómo creerle, después de que ya le ha tomado el pelo al lector durante 250 páginas? Se gana al espectador mostrando sus facetas: En la película vemos algunas: La Amy Diario, la Amy Cool, La Amy amiga, La Amy controladora, La Amy Asesina tal y como se muestra en la narrativa. Y para todas tiene una justificación.

En la película Amy carga un calendario en donde tiene planeado por fechas cada uno de sus movimientos, por ejemplo, en Julio 14 de 2012 hace una llamada anónima denunciando movimientos sospechosos en la casa de Margo Dune. Para septiembre 5, tenía planeado matarse, pero renuncia a la idea después de ver en televisión que “Amy” está desaparecida y que Missouri es legal la pena de muerte. Tal y como lo había planeado.

Hay varias escenas que se omiten en la película, primero una entrevista que una escritora le hace a Nick en un bar y que después se publica en Internet en donde este, cuenta sobre la “caza del tesoro” un juego del cual ya está cansado y en donde Amy lo reta intelectualmente. Sin embargo, él lo usa de forma diferente “Ahora mismo soy un hombre que ama a su esposa y que va a encontrarla. …soy un hombre imperfecto, pero cuya esposa si lo es, y a partir de ahora voy a ser muy, pero que muy obediente.” Esto se muestra en la película dentro de una entrevista con otra conductora de televisión, Sharon Shiver (la mujer se describe en la novela como una mujer afroamericana muy alta y en la película es blanca). La respuesta de Amy se presenta igual tanto por escrito como en la película. Da en el clavo en el narcicismo de Amy que, como mencioné anteriormente, cede y emerge de la sombra en la tercera parte. Pero esto también lo usan para influir en las decisiones de los jueces y aunque no se plantea en la película, de esta forma, ya que no se llegó al juicio si es evidente la influencia que tienen los medios de comunicación en los procesos penales, en los posibles jueces y en la audiencia. Esto se plantea en el capítulo “Nick Dunne. 9 Días Ausente.”:

“Los medios han saturado el entorno legal. Desde que tenemos internet, Facebook, YouTube… los jurados imparciales han pasado a la historia. Ninguno llega al banquillo sin haberse formado una opinión. El ochenta, noventa por ciento de un caso queda decidido antes de haber entrado en el juzgado. De modo que ¿por qué no utilizarlo?” (Flynn, ed. dig. español)

La segunda escena que difiere del libro se refiere al encuentro entre Nick y Mr. Collings Mientras que en la novela se narra que Nick es bien recibido en la mansión de Collings e incluso se compara con él y conoce Jacquelyne, la madre, en la película, Collings (Neil Patrick). no deja a pasar a Nick a su casa. Desi Collings describe a Amy a la perfección, Nick siente lo mismo que expresa Collings: cuando ella ama, el hombre se siente único, cuando pierde el interés sufre la frialdad. En la película Desi no recibe Nick, por lo tanto, todos y todo está en contra de él. El lector sabe una vez más que todo es planeado y que haga lo que haga, todo lo acusa, el plan de Amy es perfecto.

Otra escena que llama la atención está en el capítulo “Amy Elliot Dune. El día de” Amy cuenta cuando vió a Nick con la amante, besándola en la nieve, como besó a Amy en la lluvia de azúcar en Nueva York.­ En la película, esto lo cuenta a una mujer que conoce en los apartamentos donde se hospeda después de huir del pueblo. Esto ahorra bastante tiempo. Allí decide que Nick “no va a ganar”. Es el momento, según esta narrativa, cuando decide orquestar todo el plan para restablecer su perfección. Aquí llama también la atención, las dos formas cómo se maneja el texto. Es como si estuvieran discutiendo dos voces en su cabeza. O tal vez le habla a Nick, y este texto es parte de su novela, y esta novela que leemos es el contrato que le dan al final.

Nick le confiesa al abogado que ve revistas escondido para que nadie le tenga lástima, es otra escena que no se adaptó. Esto aparece en “Nick Dune. Ocho días ausente.”

Pero volviendo a Amy y sus razones para hacer lo que hace, en la parte dos “Chico conoce chica” como ya se mencionó, Amy destapa a la verdadera Amy. Y menciona que ella era la “chica cool” que fingió ser otra, y que pensaba que Nick estaba consciente de eso. Por el lado del contenido, la autora hace toda una disertación sobre su infancia y la competencia con el personaje creado por sus padres. Menciona que estos no le enseñaron a ser feliz y en relación a esto porqué casarse si no es “para ser la pareja más feliz de todas.” Esto es muy complicado para expresarse en la película, y no se presenta. El único comentario lo hace Nick, la noche cuando se comprometen en referencia a los padres de Amy “I love your parentes, but they can be really assholes.” (minuto 12:41)

Toda esta narrativa fragmentada en tiempo y espacio hace esta novela propia de la época posmoderna: todo gira en torno a las decisiones que Amy toma, a consecuencia de la conducta de Nick y por supuesto a su pasado. Aunque se hace referencia a la vida antes y actual de Nick, es en Amy en quien se enfatiza, sobre todo a sus conductas obsesivas y manipuladoras. El sobrepasar los límites para lograr lo que sea necesario. Es extremadamente competitiva y perfeccionista, a consecuencia de su propia naturaleza orgullosa como única “sobreviviente” a 6 intentos de concebir por parte de su madre y la competencia con la perfección de la Increible Amy creada por sus padres. Obsesionada con la perfección y la felicidad. Todo lo tiene planeado y va mucho más adelante que las personas que la rodean. Y lo peor (o mejor, según el punto de vista desde donde se vea) es que lo tiene todo para lograr todo lo que desea: inteligencia, belleza, gracia. Pero esto sólo lo revela ante Nick, quien al final, es quien más la conoce. Y sigue con ella dado que le provoca una mezcla de miedo y admiración. Nick permanece, acepta su naturaleza falo-céntrica, y aunque no termina catalogado como misógino, como su padre, él si se cuestiona el comportamiento femenino. Amy se empodera a cada paso. Nick se convierte en el otro, en el subalterno. No puede hablar, no se siente libre, está acorralado por la fortaleza de Amy.

La novela tiene varios aspectos que la sostienen como modernista: primero la referencialidad a otros textos, como Mark Twain, en la historia donde Tom Sawyer y Huckleberry Finn fingen su muerte y asisten a su entierro. Le sigue, la referencia a los textos de Jane Austen. Luego la diferencia de los tiempos durante los que se desarrolla la historia, el de Amy desde el pasado, a través del diario, el de Nick en una narrativa lineal. Además, hay metaficción al utilizar una historia dentro de otra, primero la colección de libros de la Increible Amy, la del diario de Amy, y la misma historia que va contando Amy después del diario, que parece que se la cuenta a alguien, o a otra voz dentro de su cabeza. Y por supuesto el énfasis que hace al incluir a los medios de comunicación y a la crisis económica como parte importante en la vida de los personajes.

“por lo general, las novelas postmodernas tienen un ritmo dinámico, muestran la vida de las grandes ciudades, se interesan por los marginados (sociales y sexuales) pero también por el mundo de la publicidad, de la comunicación de masas (“mass media”) y de la moda, y por consiguiente pueden ser transgresivas y/o a la vez, frívolas. Pueden ser provocadoras y hasta ofensivas en su contenido sexualmente explícito. Temas tales como identidad, memoria, pérdida y muerte, son frecuentes entre los novelistas posmodernos. A menudo incorporan temas y códigos de la novela de folletín, novela detectivesca o de misterio, novela histórica, erótico-pornográfica etc. (spanishfunonline.com)

Aquí también se menciona que

el narrador se autoconstruye en el propio texto, con la consiguiente dosis de contradicción, duda y perplejidad — y, por último, despolitización y desarraigo social. El mensaje que emite la nueva novela es el escepticismo que implica la negación de toda escala de valores que no sea la personal, y aún ésta se encuentra en continua fluctuación.

Así tenemos una Amy que después de planear la muerte de su adúltero marido, decide que siempre no se suicida. Que mejor perfeccionará su imagen y asume que su marido la ama, cuando él sólo quería atraerla, sacarla de su escondite. Pero ella no escucha a nadie más que a las voces en su cabeza. Así la adaptación permitió que el énfasis en la personalidad de Amy fuera un poco más acorde a las inclinaciones de los medios de comunicación e institucionales que enfatizan en la violencia doméstica victimizando a la mujer. Se le da demasiada docilidad al personaje de Nick, haciendo evidente que hay un acoso por parte de las mujeres, las instituciones y los medios. Él termina acorralado y con él, el lector. Supongo que para muchas feministas este es un triunfo porque es evidente que puede más un cerebro privilegiado que manipula todo a su alrededor para lograr la situación de perfeccionismo que aquí se muestra al límite y Amy sale limpia aún y después de cometer un asesinato.

 

 

 

Bibliografía:

Flynn, G. (2012).Gone Girl. New York, New York , Crown  Available

from Amazon Kindle versión.

Flynn, G. (2013) Perdida. Traducción Oscar Palmer. Vintage Español,

Random House. Available from Amazon Kindle versión.

Fincher, D. Gone Girl. (2014) Amazon video

Ricoeur, Paul, (1995) Tiempo y Narración. III. El tiempo narrado. Retrieved from

Google Books.

Freud, S. Lo Siniestro. 1919 Librodot.com (PDF)

http://spanishfunonline.com/pages/el-posmodernismo-en-la-narrativa.html

Memmot, C. (2012) Interview. Gillian Flynn talks ‘Gone Girl,’ success and

movie deals. USA Today. Retrieved from

http://www.usatoday.com/story/life/2012/10/08/gillian-flynn-interview/1610623/

 

 

Malena Villar. (Ciudad Juárez-El Paso). Escritora y narradora visual. Se especializa en libro-objeto, novela gráfica, cómics, además del diseño editorial y publicitario. Actualmente imparte en la UTEP en la licenciatura en Creación Literaria, programa donde estudia la maestría bilingüe en Creación Literaria. Ha impartido clases de diseño editorial en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. Ha diseñado periódicos, revistas y libros principalmente. Ha participado en el Congreso de Interiorismo en UACJ (2015), Congreso de Literatura Mexicana (2016) en UTEP y en la AWP (Asociation of Writers & Writing Programs), MInneapolis. (2014). Su novela gráfica Arpías Cómic-Ass Vs. la Sátira de la Psique se encuentra en la etapa de edición para presentarse como tesis en Mayo de 2017. Ha diseñado para El Diario de Juárez, El Diario de El Paso, El Paso Times, el Norte de Cd. Juárez, Helen of Troy además de innumerables agencias de publicidad en Juárez y El Paso. blog: www.mariahmalona@blogspot.com, facebook: mariahmalona.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*